Las escuelas argentinas intensificaron desde hoy el regreso a la presencialidad en clase para lo cual aplicaron un sistema de «retorno cuidado» y progresivo, con burbujas, distanciamiento social, ventilación, uso de barbijo e higiene de manos junto al monitoreo constante de la situación epidemiológica del coronavirus en cada distrito.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, destacó en los últimos días que las «mejoras constantes de los indicadores sanitarios y epidemiológicos» permitieron «disminuir el distanciamiento para poder intensificar la presencialidad, siempre y cuando compensemos con otras medidas, como los testeos, el uso de tapabocas y el uso de medidores de dióxido de carbono para fiscalizar la circulación del aire».

El Consejo Federal de Educación aprobó una propuesta para regresar a la «presencialidad plena» en las escuelas desde hoy 1° de septiembre en forma progresiva de acuerdo a lo que disponga cada provincia, en un esquema con protocolos que incluye una distancia de 1,5 metros a 90 centímetros en las aulas, el uso obligatorio de barbijos y ventilación cruzada y, según Trotta, «si la situación sanitaria se complejiza, se reducirá la presencialidad en los escenarios de mayor complejidad epidemiológica».

En la provincia de Buenos Aires, la Dirección General de Escuelas y Educación confirmó que desde hoy entrarán en vigencia las nuevas medidas para ampliar la presencialidad en las clases y remarcó que cada semana se realizará un testeo muestral con un procedimiento no invasivo y de resultado inmediato para el que se requerirá el previo consentimiento informado de los adultos responsables de cada estudiante.

En Jujuy, donde desde el lunes 30 de agosto se incorporaron todos los grupos de docentes a las clases, se mantienen las «burbujas sanitarias» y, según la ministra de Educación Isolda Calsina, se está «buscando la presencialidad plena» en las aulas, pero será un proceso que «se irá dando paso a paso».

La provincia de Jujuy continuará con la modalidad de burbujas sanitarias como aplica desde que inició las clases en febrero y Calsina adelantó que para la vuelta total de los alumnos se informará oportunamente «para que las familias se preparen».