El Presidente tiene malestar con la carga de datos oficiales en las provincias. La mayoría de los distritos -aseguró Alberto Fernández en Olivos- optan por retacear la información de contagios y muertos y privilegian las conclusiones de las encuestas de opinión pública en lugar de limitar la circulación como estrategia sanitaria destinada a evitar que la segunda ola del COVID-19 multiplique la tragedia en la Argentina.

El Gobierno nacional estableció dos indicadores para analizar el riesgo epidemiológico de una determinada jurisdicción. Y esos indicadores, que deben tomarse en conjunto, son los siguientes:

1) La Razón: Es el cociente (resultado de dividir) entre el número de casos confirmados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados en los 14 días previos. Si el resultado de esa división supera el valor de 1,2, el riesgo epidemiológico es alto.

2) Incidencia: es el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100.000 habitantes. Si ese valor da por encima de 150 casos por cada 100 mil habitantes, el riesgo epidemiológico es alto.

Hasta ahora, el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) vigente fija que los dos indicadores -Razón e Incidencia- tienen que darse juntos. En este contexto, la Casa Rosada asegura que los gobernadores retrasaban la carga y así podían alegar que no estaban en “alto riesgo epidemiológico sanitario”.

FUENTE: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *